15 de abril: Tratado de Limite Costa Rica y Nicaragua


15 de abril: Tratado de Limite Costa Rica y Nicaragua

Compartelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Después de la incorporación del Partido de Nicoya a Costa Rica (25 de Julio de 1824) Nicaragua reclamó muchas veces el territorio de lo que hoy es Guanacaste.

Luego de la Campaña Nacional de 1856-1857 las relaciones entre ambos países mejoraron. El presidente costarricense, Juan Rafael Mora Porras, aprovechó el momento para lograr un acuerdo sobre los problemáticos límites fronterizos. Así, el 15 de abril de 1858, se firmó el tratado de límites Cañas-Jerez, que estableció claramente la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, al tiempo que cerró un período de amenaza de guerra limítrofe, iniciado veinte años antes.

Límites con Nicaragua
En el Tratado Cañas-Jerez, Costa Rica cedió la región del río La Flor, la orilla derecha del lago de Nicaragua y la del río San Juan, hasta tres millas inglesas después del Castillo Viejo. Nicaragua, por su parte, renunció a sus pretensiones de recuperar las tierras del Partido de Nicoya, lo que hoy es la mayor parte de Guanacaste. Ese acuerdo fue firmado por Máximo Jerez y por el general José María Cañas, Ministros Plenipotenciarios, respectivamente, de Nicaragua y Costa Rica.

Ratificación
Después de firmado, el Tratado Cañas-Jerez fue sometido al conocimiento de los congresos de ambos países para su aprobación. Nuestro presidente viajó a Rivas (Nicaragua) y allí se pactó el tratado con el presidente nicaragüense, Tomás Martínez. Sin embargo, a principios de 1886 se presentó otra amenaza de guerra con Nicaragua, debido a que el gobierno de ese país no quería reconocer la validez del acuerdo de 1858. La intervención amistosa de Guatemala permitió solucionar el conflicto mediante un pacto entre Costa Rica y Nicaragua.

Participación de Estados Unidos
En esa negociación Costa Rica fue representada por el licenciado Ascensión Esquivel y Nicaragua por el licenciado José Antonio Román. En ella se acordó someter el asunto al arbitraje del presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland. Este reconoció, el 15 de abril de 1888, la validez del Tratado Cañas-Jerez, en un fallo que es conocido como Laudo Cleveland. En esa ratificación tomó parte muy activa el licenciado Pedro Pérez Zeledón, quien ocupaba el cargo de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario por Costa Rica. Él deseaba confirmar el tratado que rige desde entonces y define nuestra frontera norte.

Compartelo...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone


Dejanos tu Comentario