Las esferas de piedra



En 2014, la Unesco eligió el conjunto de asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra de Diquís como Patrimonio de la Humanidad. Como consecuencia de ello, el 16 de julio de 2014, la Asamblea Legislativa de Costa Rica las declaró símbolo nacional del país.

Las esferas de piedra de Costa Rica son un conjunto de alrededor de 500 petroesferas de gabro y otros minerales, que se han hallado en todo el país, pero principalmente en la región del valle del Río Grande de Térraba (llamado Diquís, agua grande, en lengua brunca), al sur del país.

Se les considera únicas en el mundo por su abundancia, tamaño, perfección geométrica y formaciones organizadas. Fabricadas con técnicas de abrasión e instrumentos de piedra, aunque aún no se tiene claro del todo cómo se elaboraron.

Se les ha atribuido distintos significados a través del tiempo: símbolos de rango, marcadores territoriales, jardines astronómicos, ayudas de memoria, sin faltar las teorías esotéricas, sobrenaturales y atribución a extraterrestres. La hipótesis más reciente, elaborada mediante reconstrucción etnohistórica, apunta a un significado mítico religioso, asociada con el dios del trueno Tlachque y los dioses del viento y los huracanes (serkes) de la mitología talamanqueña.

Las esferas de piedra se consideran un hito del pasado prehispánico costarricense en general, y de la escultura precolombina en particular. Su síntesis formal, la concepción de la esfera como motivo artístico, denota un grado de madurez plástico único en el continente.

Se vale compartir..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Comments

comments